Belleza, Salud, Decoracion y Estetica

viernes, 22 de agosto de 2014

¿Botox sí o no? Lo que se debe saber

Las pequeñas arrugas son un problema estético por el que todas las personas atraviesan sin importar el sexo, sin embargo, existen diversos productos y procedimientos para lidiar con ellas, uno de ellos es el botox, una droga hecha de una toxina producida por la bacteria "clostridium botulinum" que ayuda a eliminar temporalmente las arrugas faciales, pero su uso tiene pros y contras. Conozca más detalles.

Un aliado para las arrugas. La esteticista y propietaria de Cosmopiel, Elizabeth Eklund, señaló que el botox es una sustancia que ayuda a las personas que desean ocultar las líneas de expresión que se producen alrededor de los ojos y la frente.

Su aplicación. La toxina botulínica tiene una duración de tres a cinco meses en la piel, "eso depende de la persona, se aconseja un promedio de 50 ml para aquellas que tienen menos arrugas y 100 ml para personas mayores. Suele aplicarse dos veces por año. Si se retrasa este periodo, el efecto desaparece, aunque probablemente aparezcan menos arrugas que antes", enfatizó Eklund.

No es contradictorio. El botox no da alergia, no produce enfermedades, ni efectos indeseables, si es aplicado por profesionales idóneos. Es importante que la aplicación sea absolutamente estéril y segura.

1. Transpiración.
Según la especialista, se utiliza botox para controlar el exceso de transpiración .

2. Especialistas.
La aplicación del botox debe hacerse exclusivamente por un especialista.

Morderse las uñas: un problema de salud, de estética y psicológico

Del griego “onyx” y “phagein”, la onicofagia es el hábito de “comerse las uñas” de forma continuada. Se trata de una costumbre que pueden sufrir las personas a cualquier edad y que, aunque no lo creamos, es muy difícil de dejar. Asimismo, es necesario tener en cuenta que la cutícula es un elemento clave para la protección de la uña. Dos expertas nos acercan a este trastorno desde puntos de vista distintos:

LA CUTÍCULA TAMBIÉN SUFRE

La doctora Montserrat Salleras es especialista en dermatología de la Clínica Dermatológica Salleras (Barcelona-España) y profundiza acerca de la importancia que tiene la cutícula en el mantenimiento de unas uñas sanas y los problemas que puede acarrear mordérselas.

¿Qué función tiene la cutícula?

La cutícula tiene una función protectora, pues se encarga de resguardar a la uña y al tejido que la rodea de traumatismos y de posibles infecciones. Si no hay cutícula, hay mucha más propensión a infecciones bacterianas, de hongos o virales.

La persona que carece de ella, ya sea por alguna enfermedad, porque se la elimina de forma inconsciente cuando se muerde las uñas o si se la eliminan en las manicuras por motivos estéticos, tendrá más probabilidad de infectarse.

¿Qué riesgos tiene la onicofagia?

Es un hábito que daña la cutícula y puede ir más allá, ya que el tejido periungueal (que bordea las uñas) también se ve afectado.

A veces incluso, si la persona se muerde las uñas de forma muy agresiva, se puede producir la lesión de la matriz de la uña, que está debajo de la cutícula y del tejido periungueal.

Si esa matriz se daña, no tiene ninguna capacidad de reparación y se trata de una alteración irreversible. Si esto ocurre, la uña va a crecer de manera distrófica, es decir, de forma irregular, más gruesa, con estrías o rasguños.

¿La manicura es una solución?

La manicura de gel, en principio, no da problemas, pero hace que la uña tenga una superficie encima y permite que se acumule sudor, agua, jabón, lo que hace que haya más propensión a coger infecciones, sobre todo de hongos, que son los gérmenes a los que les gusta la humedad.

Cuando se retira el gel, se puede provocar un daño en la lámina de la uña, que hace que sea más fea estéticamente, tanto por el propio gel como por los productos que se utilizan para eliminarlo.

La lámina suele quedar dañada después de llevar algún tiempo este tipo de manicura y hay uñas sanas que acaban enfermas al hacer esto. También depende de los tipos de uñas, ya que hay gente que las tiene más fuertes y resistentes, al igual que sucede con el cabello.

Por otro lado, si una persona tiene una enfermedad, hay veces que se ponen estas uñas como remedio estético y solución cosmética. Al no poder empeorarse, se recurre a esta vía. Eso sí, hacerse la manicura no se trata de una solución para dejar la onicofagia.

Desde luego, los tratamientos farmacéuticos han fracasado.

Antes había productos tópicos que tenían la función de hacer desagradable el acto de mordérselas, pero realmente el que lo hacía acababa acostumbrándose al sabor, por lo que hay que ir buscando tratamientos psicoterápicos o, en casos muy graves, se utilizan fármacos.

CONSEJOS PARA TENER UNAS UÑAS SANAS

• Siempre que se esté cocinando, manipulando agua, detergente, alimentos o con la uña húmeda mucho rato hay que utilizar guantes.

• Aplicación nocturna de cremas hidratantes para uñas.

• Aplicar un endurecedor para protegerlas.

Si lo que se utiliza para pintarlas es correcto y beneficia la hidratación de la cutícula, pintarse las uñas no es malo, sino que, de hecho, cuanto más colorido sea, más las protege del sol. El esmalte que más protege es el rojo.

• Hacer la manicura sin eliminar la cutícula.

• Se recomienda tener, como mucho, el esmalte de uñas durante una semana. Si se tiene mucho tiempo, los hongos son más propensos a acudir a la superficie de la uña.

• A los que tienen la uña enferma, gruesa o amarilla se les recomienda limarla de forma dorsal, es decir, por encima de la lámina, al menos una vez a la semana.

• No compartir los instrumentos para el cuidado de las uñas, como son las limas, tijeras o cortauñas. Si se hace, se pueden contagiar posibles infecciones.

• Los deportistas deben prestar especial atención a las uñas de los pies, al igual que utilizar siempre el calzado adecuado.

• Aquellos que estén sometidos a tratamientos médicos, han de cuidarlas con mayor asiduidad, ya que son más sensibles. Los fármacos hacen que la uña se ablande y que la luz solar les dañe más. En esos casos, si son mujeres, sí convendría pintarlas.



ONICOFAGIA CON BASE PSICOLÓGICA

Vanessa Fernández, doctora en psicología del Instituto de Psiquiatría Martínez Campos de Madrid, hace un análisis de este hábito desde una perspectiva psicológica.

¿Por qué nos mordemos las uñas?

Es una combinación de factores emocionales como la preocupación, la tristeza, la ira, o incluso el aburrimiento o la excitación.

Podemos hacerlo tanto al estar ansiosos o miedosos por algo que nos preocupa como por algo que nos da vergüenza.

Asimismo, otra de las razones puede ser que lo hagamos por algo positivo, como cuando nos acaban de dar una buena noticia o algo similar.

La persona ha aprendido a asociar este gesto con algo que le tranquiliza y le libera de las tensiones momentáneamente.

A su vez, se trata de un gesto que responde a la interacción entre emoción y comportamiento. Esto consiste en ejercer un hábito a partir del cual, cuando yo estoy experimentando esta emoción o cuando estoy ante una situación concreta, por ejemplo, viendo la tele, me muerdo las uñas.

¿Cómo dejarlo?

En primer lugar, se le enseña al paciente a detectar cuáles son los momentos en los que más se muerde las uñas. Para ello, el que lo sufre tiene que elaborar un auto registro en el que anota cuál es la situación en la que se está comiendo las uñas.

A continuación, el afectado lleva a cabo una serie de conductas que le ayudan a realizar algo diferente en ese tipo de situaciones. Por ejemplo, si se las come cuando está ansioso, se le enseña a poner en práctica alguna técnica de relajación. En cambio, si se trata de un caso en el que se las muerde cuando le está dando vueltas a la cabeza, se le enseña a controlar el pensamiento y algunas técnicas de manejo conductual incompatible, es decir, a realizar una actividad que sea incompatible con el hábito.

jueves, 21 de agosto de 2014

LA PIEL SE VISTE CON UN MAQUILLAJE SUAVE, LUMINOSO Y MUY NATURAL, CON PÓMULOS EN ROSA, CORAL O MELOCOTÓN

Se lleva la naturalidad al extremo, los rostros de porcelana, las pieles casi transparentes, pero con sutiles matices de color que aportan dulzura e inocencia al mismo tiempo que frescura.

Los maquilladores profesionales apuestan por pieles que irradien luz con un acabado impecable, que proyecte un efecto de no maquillaje.

Piel inmaculada

Para ello, lo más importante es corregir las imperfecciones y camuflar los granitos e impurezas con correctores. “Después, cubrir la piel con un velo de maquillaje con un acabado ‘nude’ con matices cálidos”, explica la maquilladora y directora del centro Atelier Charo Palomo, quien recomienda “fijar la base con polvos traslucidos”.

Mirada luminosa

La mirada se viste con tonos azules, blancos, ocres, dorados y malvas, colores que en función de su intensidad, sirven para el día y para la noche.

“Extiende el producto con el dedo desde el lagrimal hacia el extremo externo del ojo y hasta la cuenca”, detalla el maquillador de Dior Junior Cedeño.

Para dar contraste a una mirada “nude” y aportar un toque sensual y sofisticado, lo ideal es utilizar un lápiz de color violeta con matices azules marinos, lo que permite dar mayor dramatismos a los ojos.

“Conseguir un delineado perfecto requiere que se realice un trazo fino desde el lagrimal y aumente su grosor en el exterior”, puntualiza Palomo.

Si en la mirada se posa el azul, en los labios el rosa, el malva y el naranja con un acabado fresco. “Utiliza un pincel de labios para aplicar el color, gastarás menos y ayudarás a fijar los pigmentos”, cuenta Charo Palomo.

Colores repletos de inocencia

El diseñador Giorgio Armani se ha inspirado en el suave sol italiano para presentar un maquillaje con un brillo saludable y efecto bronceado excepcionalmente natural.

Para Linda Cantello, maquilladora internacional de Armani, crear un precioso “look” natural acariciado por el sol depende tanto del bronceador como del colorete, “ya que el bronceador, además de aportar calidez a la piel, resalta el color de los pómulos”.

El director artístico de maquillaje Yves Saint Laurent, Lloyd Simmonds, captura la esencia de rosas, peonía, lirios y jacintos de agua para expresar un maquillaje suave y sensual.

Cinco tonos que van desde el rosa fucsia hasta el cereza pasando por el rosa empolvado para confeccionar una mirada con luces y sombras.

“Este maquillaje lo he desarrollado jugando con la tensión entre la intensidad y la suavidad. Los tonos son puros y luminosos”, dice Lloyd Simmonds.

Para Chanel, el púrpura y el rosa son los tonos estrellas de esta temporada, colores que también se posan en las uñas y la mirada.

Lacas de uñas, nuevas barras de labios

La laca de uñas son las nuevas barras de labios y el perfecto aliado para cambiar la imagen a capricho. “La manicura de colores fuertes y divertidos dibujos, te pone de buen humor, te animan el día”, explica Charo Palomo.

Olvídese de los tonos claros y escoja colores fuertes y rotundos como morado, burdeos, naranja, coral, azul o verde. Para las salidas nocturnas y eventos especiales, la maquilladora Charo Palomo recomienda “tonos llenos de purpurina”, que además de resultar atractivos y llamativos, permiten cientos de combinaciones”.

Melenas primaverales

Si hablamos de cabello, esta temporada arrasan las melenas con la raya de lado muy marcada y los recogidos bajos que en muchas ocasiones se salpican con flores primaverales. También se llevan las coletas, las ondas surferas y el cabello largo con un ligero movimiento y juegos cromáticos que se encargar de proyectar luz y vida sobre el cabello. /

QUICKIE

Para crear un efecto ahumado, superponer sombra de ojos y delineador para crear dimensión mediante distintas texturas. Difuminar un delineador suave y cubrirlo con una sombra.

El color es una forma estupenda de embellecer los ojos. Hay ciertos colores que resaltarán el color natural de tus ojos. El negro puede resultar excesivo y al final es más una distracción que un embellecimiento.

Ondas para la piel Con esta técnica se trabaja arrugas, cica trices, celulitis y flacidez.



Eliminar las arrugas y esas imperfecciones producto del paso del tiempo en la piel se puede lograr con tecnología. Una de las opciones es la radiofrecuencia. “Esta técnica usa ondas electromagnéticas que actúan a nivel del colágeno, derritiéndolo. Así se tensa la piel”, explica Paolo Sánchez, médico estético formado en Argentina.

El equipo de punta que utiliza el especialista genera una temperatura de 40 grados centígrados para derretir el colágeno de la piel y reordenarlo en los lugares que haga falta. “Cuando se aplica el cabezal de la máquina en la zona a tratar, éste responderá en función de la composición del tejido, es como si se planchara el rostro”, detalla.

A diferencia de la cirugía estética, esta técnica no es invasiva. De todos modos, debe ser realizada solo por un especialista: si se aplica mal puede ocasionar severas quemaduras.

“La técnica genera mayor circulación en la zona, lo que permitirá mejorar la formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza y desaparece flacidez, acné, arrugas y celulitis”, señala por su parte el médico director de Pedro Arquero del portal esteticassincirugia.es.

No hay que forjarse falsas expectativas, ya que el tratamiento trabaja en una profundidad de dos centímetros y no de cinco a siete, como la cirugía plástica. Una de las ventajas es que no hay contraindicaciones y que se puede aplicar en cualquier tipo de piel. “No importa el fototipo, puede usarse en pieles blancas o morenas”, agrega Sánchez.

El procedimiento no es doloroso y luego el paciente se puede reincorporar a sus actividades sin necesidad de una baja. “Funciona muy bien a nivel facial, pero se puede aplicar en el cuerpo”, enfatiza Arquero.

La técnica se puede llevar a cabo incluso desde los 18 años porque además actúa en cicatrices, para suavizarlas y borrarlas. “Si se usa cuando recién salen las arrugas, su desaparición es inmediata”, añade Sánchez.

Sin embargo, durante el embarazo y lactancia no se aconseja su aplicación. Otras personas que no pueden optar por este tratamiento son los que tienen clavos o placas metálicas, dispositivos electrónicos y siliconas. Los resultados varían de acuerdo con el estado de la piel. El tratamiento completo cuesta entre $us 50 a 100.

Radiofrecuencia

La técnica genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa rotación de las moléculas. Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son el bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel, y el unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda.

Fuentes: Paolo Sánchez (medicina estética, Linares 1071 y teléfono 70160285) y Pedro Arquero de www.esteticasincirugia.es.


El delineador, un aliado de los labios

Son muchos los errores que se cometen a la hora de delinear los labios con un perfilador, como utilizar un tono diferente al del labial. Las funciones del delineador son dos: facilitar la tarea de aplicar el pintalabios y evitar que se corra el producto.

-Al delinear el contorno de los labios creamos una silueta que debemos rellenar con la barra. La línea marcada con el perfilador o delineador ayuda a que no nos salgamos al pintar y además podemos corregir (sutilmente) la forma de nuestros labios.

-A medida que pasan las horas, el maquillaje se va borrando, moviendo y es absorbido por la piel. El perfilador, gracias a su textura más seca y fija, ayuda a evitar que el labial se desplace fuera de los labios, creando ese odiado efecto código de barras en la parte superior de la boca.

-Cuando utilicemos un delineador, hay que tener en cuenta que el mismo no sirve para todos los labiales, pues depende del tono (rosa, rojo, borgoña, coral…), entonces hay que decantarse por uno o por otro. Hay tantos perfiladores como colores de labiales; incluso algunas barras de labios tienen su propio tono de delineador, para que no se note el trazo.

-Nunca lleves los labios sólo con perfilador. Ya no estamos en los ochenta, y lo de las cejas y labios remarcados a lo Marujita Díaz está totalmente desfasado.

- Si vas a utilizar el perfilador para corregir la forma de tus labios, ten en cuenta que si pintas demasiado por fuera del contorno no quedará natural y se te correrá más rápido el maquillaje. El delineador es genial para corregir pequeñas irregularidades en los labios, pero con mucha precisión y cuidado.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Miradas de impacto tips para maquillarte los ojos si usás lentes

El hecho de que tus ojos se ‘oculten’ detrás de unos lentes no quiere decir que nunca le des una ‘pasadita’ de maquillaje para lucirlos.

Si bien algunos problemas como la miopía o la hipermetropía generan que a través del vidrio los ojos se vean más pequeños o más grandes (respectivamente), Patricia Peña de Spacio Make Up nos da un cursito intensivo para que tu mirada cause impacto.

Cuidá los tonos

Quien tiene miopía (no ver bien los objetos que se encuentran lejos) necesita maquillarse en colores claros como el beis, blanco o rosa, para hacer que los ojos se vean más grande.

“La persona que padece de hipermetropía o presbicia (no ver bien los objetos cercanos) necesita maquillarse con sombras oscuras como café, negro, bordó o morado para hacer que la mirada se vea más pequeña”, recomienda Peña.

Algo muy importante es que debés elegir un corrector más claro para cubrir tus ojeras, porque la montura del lente le dará sombra a esa zona, además de sellarla con polvo porque con el movimiento del lente se puede correr el maquillaje.

Atención con las cejas

Todo depende del tipo de montura que utilicés. Si es gruesa, la ceja y el delineado del ojo deben ser más marcado, con mayor grosor y muy difuminado. Si es delgada, la ceja y el delineado deben ir más suaves y delgados.

“Algo importantísimo es que siempre debés utilizar máscara de pestañas a prueba de agua para que no se corra con el roce del vidrio”, dice Peña.

En el caso de la base, esta debe ser elegida según el tipo de piel. Si tu rostro es suave al tacto y rara vez presenta erupciones, podés considerarlo como normal. Podés, entonces, utilizar una base líquida o en polvo.

Si tu piel luce brillante, sobre todo en la tarde, entonces tenés piel grasa, ahí te recomendamos utilizar una prebase o un matizante líquido.

Si por el contrario tu piel es seca, la experta recomienda que usés una base líquida.

Finalmente, para rematar tu look, en cuanto al tono del lápiz labial, Peña aconseja que en los labios coloqués colores suaves si tenés en tus ojos tonos intensos, y viceversa, así dirigís la atención a tu mirada




domingo, 17 de agosto de 2014

Belleza femenina ¿Es bueno pintarse las uñas?

MEJOR IMAGEN Y ASPECTO

Los pintauñas no son malos y pintarse tampoco. Por algo será que esta costumbre se remonta a los orígenes de la humanidad.

Este ritual de belleza se inició en la época de Cleopatra y Nefertiti y no supone ningún riesgo para la salud.

Ahora la situación ha cambiado, y el uso de pintauñas se extiende a toda la población sin diferencia de clases. Esto incluye desde señoras que pasan de los 80 a niñas que lucen las manos de colores, o incluso embarazadas que ignoran la creencia popular que dice que pintarse las uñas es perjudicial para el feto.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que llevar siempre las uñas pintadas o elegir manicuras semi-permanentes puede no ser bueno.

Nuestras uñas no sufren por estar pintadas, más bien todo lo contrario, puede ser bueno para ellas.

Un informe de la Clínica Mayo (EEUU) concluyó que llevar esmalte transparente puede ayudar a mantener las uñas hidratadas. Pero si no lo hacemos correctamente, pueden deteriorarse.

La manicura

El daño más habitual está en los colores de uñas, especialmente si se utiliza un esmalte oscuro. Estas lacas

de uñas suelen ser muy agresivas

y tienen sustancias químicas que van pigmentando la uña y debilitándola. ¿Cómo evitarlo?

Los expertos aseguran que la mejor forma de evitarlo es tener las uñas bien hidratadas y protegerlas con una base que las impermeabilice e impida que estas sustancias agresivas entren en contacto con ellas.

Es muy importante que, si vemos las uñas de un tono amarillento, las dejemos descansar sin esmalte unos días y las hidratemos muy bien.

El quitaesmaltes también es muy importante. Hay que elegir uno que no tenga acetona ya que esta sustancia quema y pigmenta la uña.

Sin embargo, no todos los tipos de manicuras son sanas. ¿Quieres saber qué dicen los estudios de las uñas postizas? ¿O de la manicura semi-permanente? Mira nuestra galería “Manicuras peligrosas”.

Cuidado con las uñas postizas

Si cualquiera puede pintarse las uñas, no es tan recomendable el uso de uñas postizas. En el caso de las de porcelana, que comenzaron a usarse a mediados del siglo pasado, el problema está en las sustancias adherentes empleadas.

“Son muy agresivas y es muy fácil que dañen la uña”, explica Ortega.

Ocurre en menor medida con las uñas de gel, aunque en este caso los expertos alertan de otros peligros. “Hay estudios recientes que demuestran que el uso de rayos UVA en las manicuras permanentes puede favorecer el aumento de cáncer”, apunta la dermatóloga Elena Tévar.

La Academia Estadounidense de Dermatología alertó de estos peligros. Según esta institución, el uso de estas lámparas ultravioletas puede asociarse con un mayor riesgo de cáncer de piel, aunque no hay estudios que lo demuestren.

Por eso no debemos preocuparnos si utilizamos este recurso ocasionalmente, aunque sí habría que tener en cuenta que este sistema provoca que las uñas se hagan más finas, pierdan brillo y se rompan con facilidad.

Además, enmascarar constantemente nuestras uñas con unas postizas podría impedir la detección de enfermedades más peligrosas. Al final y al cabo las uñas son un reflejo fiel del estado de salud.