viernes, 18 de agosto de 2017

Mitos y verdades sobre el bótox

Un cirujano plástico chuquisaqueño atiende cada semana entre cuatro a cinco pacientes que solicitan un tratamiento estético con toxina botulínica, sustancia conocida vulgarmente como “bótox”.

ECOS acudió al doctor Ignacio Tapia Vargas, reconocido profesional de nuestro medio, para tener una aproximación directa a esta práctica en el sur del país. Él confió a esta revista que ese método, muy extendido en todo el mundo, a nivel local ha comenzado a ser solicitado con mayor frecuencia en los últimos años.

¿Qué es el bótox?

El bótox es una técnica que ayuda a eliminar las arrugas de expresión, aunque sea temporalmente. Su efecto dura entre tres y seis meses.

“Es una neurotoxina (sustancia tóxica que actúa sobre el sistema nervioso) elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum, uno de los venenos más poderosos que hay pero que, en pequeñas dosis, tiene el efecto de paralizar músculos en áreas pequeñas y determinadas”, explica a ECOS el cirujano Tapia.

En realidad, “Bótox” es la marca comercial más conocida de esta forma de toxina botulínica cosmética. Ese medicamento fue producido y registrado por la empresa Allergan, Inc. de Irvine, California, que obtuvo la aprobación oficial en Estados Unidos, en abril de 2002, para uso estético.

Actualmente se comercializan en el mundo otras presentaciones de la toxina botulínica de tipo A, para uso estético con indicaciones semejantes.→ →El galeno al que acudió ECOS detalla que las diferentes cepas de Clostridium botulinum producen siete formas de neurotoxina botulínica cuya denominación es TbA hasta TbG.

Los subtipos más usados para la aplicación médica o estética son: la toxina botulínica tipo A (bótox) y la toxina botulínica tipo B.

Las cepas de Clostridium botulinum producen siete formas de neurotoxina botulínica cuya denominación es TbA hasta TbG. Los subtipos más usados para la aplicación médica o estética son la toxina botulínica tipo A (bótox) y la toxina botulínica tipo B.

De lo banal a lo que importa

Actualmente hay varias técnicas de rejuvenecimiento facial, con y sin cirugía, que buscan eliminar o disimular las huellas que el paso de los años deja en hombres y mujeres.

Antes estos tratamientos —que por muchos eran considerados como un deseo banal— se reducían a círculos exclusivos y de alto poder adquisitivo; eran casi inaccesibles para la mayoría de la población.

En cambio ahora el concepto parece haber variado radicalmente. Los cambios obtenidos luego de un rejuvenecimiento facial, con o sin cirugía estética, bien realizada, no solo mejoran la autoestima y el nivel de aceptación de las personas, sino la vida en general. Por ejemplo, quien se somete a este tratamiento siente mejorar su relación con el entorno, con la pareja y consigo mismo. Así, el rejuvenecimiento facial pasa de ser algo relacionado con la vanidad a una necesidad.

Aplicaciones cosméticas

De acuerdo con la historia, el uso de la toxina botulínica en el campo de la estética comienza accidentalmente en 1987, cuando la doctora Jean Carruthers trataba a una paciente afectada con blefaroespasmo (contracción involuntaria, espasmódica y repetitiva del músculo que rodea el ojo, músculo orbicular, y que, en ocasiones, se manifiesta como un temblor en el párpado).

Según Tapia, hoy en día se considera a una forma diluida de la toxina botulínica tipo A como uno de los tratamientos que ofrece los mejores resultados para eliminar las arrugas o tratamiento de la ritidosis.

El especialista explica que con la ayuda de una aguja extrafina se infiltra la toxina botulínica en el músculo debajo de la piel de la zona que se desea tratar; allí actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular.

Con esta acción se pretende desaparecer las arrugas y mostrar un aspecto más juvenil en la piel. Tiene una duración temporal, entre tres a seis meses, después del cual se debe renovar la dosis para mantener la misma apariencia.

“Es un tratamiento poco doloroso que tiene las ventajas de no necesitar un tiempo de recuperación, ni tampoco de cuidados; y a diferencia de otros tratamientos de rejuvenecimiento de la piel, no hay problemas en exponer la piel al sol”, declara el profesional.

En manos adecuadas

Es importante ponerse en manos de un médico estético o dermatólogo especializado.

“Si la persona que vaya a colocar la toxina botulínica tiene el entrenamiento adecuado, el procedimiento es sencillo y sin complicaciones… Yo, en lo personal, soy usuario de la toxina; la vengo usando desde hace más de nueve años, me aplico 100 unidades por año, es decir, una ampolla completa”, cuenta el médico, a manera de testimonio.

“En otros centros mencionan que se coloca la mitad, es decir 50 unidades por paciente. Pero mi experiencia personal me hizo ver que mejor es una dosis completa y mayor para un mejor resultado. El tiempo de acción es entre seis a ocho meses”, agrega.

El cirujano plástico dice a ECOS que la aplicación de la toxina botulínica es un procedimiento de consultorio y que no hay una edad específica para su uso.

Una aplicación de 100 unidades no tarda más de 10 minutos, se aplica entre tres a cuatro veces por semana y los efectos adversos son nulos o mínimos. “A lo mucho, un pequeño moretón”, señala Tapia.

Un detalle…

Esta toxina se utiliza solo para arrugas por mímica. Las que están ubicadas en la frente, entrecejo o las patas de gallo requieren de una ampolla completa y cuesta 100 dólares.

El galeno manifiesta que es conveniente recalcar que el resultado que se logra en el área estética es armónica, por lo que las expresiones están presentes.

“Cada vez se evidencian mayores usos de la toxina por ejemplo para cicatrices retráctiles, cicatrices queloideas, cápsulas protésicas y otros”, comenta. •

Primera aplicación

La primera aplicación clínica de la infiltración local de toxina botulínica se realizó en 1977 como tratamiento corrector del estrabismo u ojos divergentes. Desde entonces, su uso se extendió no solo en el ámbito de la medicina sino también en el de la estética.

La neurología es una de las especialidades médicas en las que la toxina botulínica aporta mayores beneficios terapéuticos allí donde existen movimientos involuntarios, distonías, distonías focales, distonías de torción. Como ejemplo de estas distonías está la tortícolis espasmódica, calambre del escribiente, blefaroespasmo o párpados contraídos por acción del músculo orbicular de los párpados.

Otro tipo de distonías que se benefician con este tratamiento son las distoafecciones, que cursan con una hiperactividad muscular, y el síndrome de Tourette.

Asimismo, pueden ser tratados trastornos neurológicos con la infiltración local de toxina botulínica como el espasmo hemifacial, ciertos temblores y la rigidez o espasticidad.

Detalles del bótox

El tratamiento estético con toxina botulínica es uno de los más demandados en las clínicas del mundo.

Ayuda a eliminar temporalmente las arrugas de expresión, pues la toxina paraliza el músculo y de esta forma no se forma la arruga.

Su efecto es temporal y dura entre tres y seis meses, dependiendo de cada paciente.

Después (con el visto bueno del médico) es necesario repetir el tratamiento.

Es importante ponerse en manos de un médico estético o dermatólogo especializado.

La toxina botulínica solo tiene efecto sobre las arrugas dinámicas o arrugas de expresión.

Las arrugas producidas por el envejecimiento o por el sol no se pueden tratar con ella.

Uno de los efectos secundarios puede ser una reacción alérgica a la toxina botulínica, que produce una inflamación en la zona de la cara y la garganta, dificultad para respirar, urticaria y otros.

La mayoría de los efectos secundarios responden a una errónea aplicación de la toxina botulínica. Por eso la importancia de acudir a un médico especializado.

Uno de los problemas más frecuentes es que se produzca la caída del párpado o del músculo facial en el que se aplicó la inyección.

Si no se tiene en cuenta la expresión facial natural del paciente se puede llegar a cambios muy drásticos, creando una expresión totalmente distinta a la habitual.

jueves, 17 de agosto de 2017

Lo que debes saber sobre el contorno de ojos

Al ser un área de gran expresión, el contorno de los ojos está sometido a la tensión muscular subyacente, la exposición solar y el humo del cigarrillo. Todos factores que inciden en marcar más las líneas.

Para prevenir y mejorar las ojeras, bolsas y arrugas, que se producen por factores como la alteración de los vasos microscópicos del tejido cutáneo o una mala circulación, entre otros, es importante tomar en cuenta estos cuidados:

Dormir, dormir y dormir. El consejo más básico y el que incumplimos a menudo. El primer paso necesario para que tu mirada aparezca relajada y fresca es descansar un mínimo de ocho horas diarias y de forma regular (acostándonos a la misma hora). No vale con dormir 12 horas el domingo para compensar la falta de sueño de los eternos días de verano. Hay que hacerlo de forma constante.

Cuidar lo que comemos: no basta con descansar y dormir bien, para evitar las ojeras es imprescindible disminuir el consumo de sal, refrescos y alcohol (provocan hinchazón) y aumentar la ingesta de frutas y verduras en nuestra dieta así como aumentar el consumo de agua.

Elegir un buen contorno de ojos. Al igual que con la crema de tratamiento, hay que establecer prioridades para saber escoger la que más se adecua a nuestra piel.

Drenar. Una aplicación correcta del contorno de ojos mejora la eficacia del producto y potencia sus resultados. Aplica una pequeña cantidad de crema de contorno y teclea de fuera hacia dentro dando ligeros toques. Un pequeño masaje siempre va a ayudar a la circulación de la zona. También puedes probar con los cepillos electrónicos que incluyen cabezales especialmente diseñados para el contorno.

Esquivar la pereza. La crema de ojos puede y debe usarse dos veces al día, día y noche, pero es al dormir cuando la piel aprovecha para regenerarse en mayor medida. Por muy cansadas que estemos, hay que sacar un par de minutos para una limpieza facial completa seguida del tratamiento y el contorno. ¿Cuál es el orden adecuado? Primero el contorno, luego el sérum y finalmente la crema de tratamiento.

Hidratar bien la zona. Al maquillarte, usa el contorno para hidratar la zona de los ojos y evitar que luego se cuartee el corrector. Con éste es mejor no excederse, para que la zona quede natural. Evita aplicarlo en las patas de gallo para no acentuar las líneas.

sábado, 12 de agosto de 2017

Cuidar la piel en invierno


El frío, el viento y la calefacción resecan y dañan la epidermis. De hecho es un círculo vicioso: la calefacción elimina la poca humedad que hay en esta época del año y nos seca la piel. Y esta, con el contacto con el frío exterior puede quedarse escamada y quebradiza. Afortunadamente existen soluciones naturales para mantener la piel hidratada y sana durante todo el invierno y más.

Humedecer el ambiente de casa: no hace falte recurrir a humidificadores. Podemos colocar un cuenco (resistente al calor) lleno de agua debajo del radiador. El calor hace que el agua se evapore y eleve el grado de humedad.

Duchas tibias y no calientes: el agua demasiado caliente daña las capas protectoras de la piel. Aunque a muchos les guste convertir la ducha en una sauna, es más saludable para la piel el agua tibia.

Exfoliación: Basta con frotarse con un guante de crin húmedo (sin brusquedad) por todo el cuerpo excepto cara y pecho femenino, de esta forma ayudamos a eliminar las células muertas. También existen cremas exfoliantes o remedios caseros como un puñado de sal gorda con aceite de oliva.

Secado delicado: hay que frotarse sin excesiva fuerza para estimular el riego sanguíneo, mejor con pequeñas palmaditas.

Hidratación: es mejor darse la crema hidratante con la piel aún húmeda porque se mantendrá hidratada más tiempo.

Dieta equilibrada: beber suficiente agua, comer sano incluyendo grandes cantidades de fruta y verdura fresca, eliminar bollería industrial, reducir el azúcar blanco o sustituirlo por azúcar de caña integral/melazas u otros endulzantes naturales, y reemplazar los productos refinados por integrales son algunos de los consejos importantes para la salud en general y la piel.

Errores más comunes del maquillaje

A las mujeres nos encanta vernos bien y estar arregladas, muchas veces nos maquillamos con una rutina a la que ya estamos acostumbradas, sin darnos cuenta que hay algunas cosas que estamos haciendo mal, hoy veremos algunos de los errores más comunes a la hora de maquillarnos.

Hidratar tu piel: Uno de los descuidos más comunes es no hidratar la piel antes de la aplicación del maquillaje, lo que provoca que este no quede uniforme. Procura siempre limpiar, hidratar y proteger la piel correctamente.

Elige el tono de base correcto: muchas tienen este problema, usar un tono más oscuro o más claro del necesario es uno de los errores más comunes. Al momento de comprar tu base debes probarla en el rostro y no en la mano como la mayoría lo hace, de esta manera evitarás que tu maquillaje se vea como máscara.

Frotar los labios: creo que todas aprendimos de la abuelita a frotar los labios para distribuir el color, ¡error! para que éstos luzcan perfectos se deben hidratar con frecuencia y no frotarlos jamás. Debes utilizar una brochita para labial y aplicarlo correctamente.

Aplicar el corrector de manera adecuada: muchas veces queremos ocultar alguna imperfección aplicando una capa muy gruesa de corrector, ¡error! Esto hará que se note más, tienes que aplicarlo en pequeña cantidad y, además, no olvides que existe un color de corrector para cada tipo diferente de imperfección, nunca trates de cubrir tus ojeras con un corrector más claro a tu tono de base.

Las cejas: este detalle es muy importante, ya que ayuda mucho a definir tu rostro, hagas lo que hagas por favor jamás maquilles tus cejas con negro. Utiliza una gama de colores cafés, dependiendo a tu tono de cabello, ojos y piel, trata de hacerlo con una sombra para conseguir un aspecto más natural que con lápiz.

Con estos consejitos estoy segura que no volverás a cometer los mismos errores, recuerda proteger tu piel de los rayos del sol y mantenerla siempre cuidada. No olvides que si tienes alguna duda o sugerencia puedes escribirme. Hasta la próxima seman

jueves, 10 de agosto de 2017

Limpia tu cutis en casa

Los centros de belleza suelen ofrecer los servicios para realizarte una limpieza de cutis periódica y por norma general, muchos son los que prefieren ponerse en manos de profesionales cuando del rostro se trata.

Pero si decidimos eliminar las impurezas de nuestra cara en profundidad una vez al mes (que es el tiempo más recomendable) y queremos ahorrarnos el dinero invertido en el centro de estética.

EL PASO A PASO DE LA LIMPIEZA

Retira el maquillaje de tu rostro. Lo primero que deberás hacer será desmaquillarte la cara y retirar toda la suciedad que tengas acumulada. Para ello, empapa unos cuantos discos en leche desmaquillante y presiona suavemente sobre tu rostro para retirar los restos de ‘make up’. Lo mejor es que empieces primero por los ojos.

EMPEZAMOS CON UN PEELING

Después de la primera limpieza, realízate un peeling facial durante unos 5 minutos. Puedes usar un gel con microgránulos que tengas en casa o directamente prepararte tu propia loción exfoliante. Tan solo necesitarás mezclar un un poco de aceite y azúcar y si lo prefieres, añadir unas gotas de tu aceite esencial favorito. Luego lava con abundandante agua fresca.

VAPORÍZATE LA CARA

Luego tendremos que prepararnos para abrir nuestros poros al máximo, para ello llena una olla pequeña con agua hirviendo y colócate sobre ella para que el vapor vaya directamente a tu cara, durante unos 10 minutos. Ayúdate de una toalla sobre tu cabeza para que no se escape nada de vapor si lo prefieres.

HIDRATA TU PIEL CON UNA MASCARILLA

A continuación y tras haber lavado tu rostro, sécalo bien y luego aplica una buena mascarilla sobre tu cara y déjala actuar durante unos 20 minutos. Si quieres hacer tu propia mascarilla, puedes preparar una muy nutritiva usando tan solo un yogur natural y una cucharada de miel.

HORA DEL TÓNICO Y LA HIDRATANTE

Para terminar, tan solo tendrás que aplicar un poco de tónico sobre tu rostro para cerrar los poros y luego ponerte tu crema facial habitual.

martes, 8 de agosto de 2017

Los secretos del rubor

Puede dar vida al rostro y resaltar tu belleza o, en caso de que lo apliques mal, puede revelar al mundo tu lado caricaturesco. El rubor da ese plus al maquillaje para que luzca radiante y perfecto.

El maquillista profesional, Álvaro Eid, comparte con las lectoras de M de Mujer seis consejos básicos sobre la aplicación del rubor:



1 COLOR

  “Dicen los expertos que tu rubor debería ser del mismo color que tus labios desnudos, o algo parecido, agrego yo. Para pieles de tonos oliva, optamos por los naranjas y bronces y para pieles rosas, los rosas o malvas”, dice Eid.


2 TEXTURA
  “Los grasos, ya sean en crema o gel, los prefiero sobre piel desnuda. Es decir, si solo te vas a aplicar rubor, utiliza ese tipo de textura”, señala el experto. Para un maquillaje completo, recomienda un rubor en polvo, pues dará mejores resultados. “Polvo sobre polvo”, destaca el experto.


3 APLICACIÓN
  Siempre sobre el pómulo, sin pasar el centro del ojo y ligeramente desplazado hacia las orejas. Debe ser sutil y homogéneo. Ese rubor redondo que generalmente se recomienda para rostros alargados no funciona, explica Álvaro.


4 OCASIÓN
  ¿Cuándo utilizar rubor? ¡Siempre! Un rubor correctamente aplicado le da calidez y naturalidad al rostro; además de devolverle dimensión.


5 ACABADO
  ¿Satinado o mate? Satinado para la noche o en pieles jóvenes. Mate para el día o en pieles maduras.


6 ¡SOLO EN LAS MEJILLAS!

LOS 7 MANDAMIENTOS DEL RUBOR

Desde el portal de Glamour comparten 7 mandamientos que responderán más dudas:



1 Usarás solo lo necesario

El rubor es una pieza clave para que te veas juvenil y saludable. Por esta razón, debes buscar siempre que su aspecto sea natural, como si te ruborizaras después de un comentario picarón. ¡Ese es el look que debes buscar!



2 Es un complemento no un sustituto

Tal vez ya no tienes esas ‘chapitas’ que te salían de niña y piensas que debes retomarlas en tu adultez. La respuesta es: NO, evítalo.

Busca que el rubor sea de un color que se acople a tu piel durante el día y, para la noche que tenga un toque de contraste.

Si tu tez es pálida, puedes elegir tonos rosas y claros; en cambio, las pieles más morenas pueden irse por tonos apagados y con tintes rojizos. ¿Estás en el punto medio? Aprovecha los tonos más oscuros de rosa o duraznos medios.



3 Respetaré el orden

La mejor manera de lograr destacar tu blush es aplicándolo después de maquillarte los ojos o incluso después de maquillarte por completo. Así podrás tener una mejor visión de cuánto debes ponerte.



4 Se usará la presentación correcta

Siempre busca la presentación que logre difuminarse de mejor manera en tu rostro. Si eres de piel seca, elige un blush en crema para que logre darle textura a tus mejillas.

En cambio, si tu piel es grasa, busca que el blush sea mate para que dure más tiempo. ¡Incluso puedes intentar las presentaciones en gel!



5 La aplicación debe ser perfecta

Al aplicar rubor debes comenzar sonriendo, así enfatizarás las manzanas de tus mejillas.

Aplica en el centro de esta y comienza a difuminar hacia arriba con dirección a tus orejas. Fíjate de difuminarlas bien para que se vea natural.



6 Me apoyaré del maquillaje (sin abusar)

Aplica el rubor después de la base de maquillaje, así podrás tener una cobertura más homogénea. Al terminar, aplica polvo translúcido para que tu rubor dure por más tiempo.



7 Pensaré en el lipstick que llevaré ese día

No trates de hacer el ‘match’ perfecto entre tu labial y el rubor. Busca que sea de la misma gama de color para lograr una mayor armonía en tu rostro.



jueves, 3 de agosto de 2017

Rejuvenece tu rostro rápidamente

De acuerdo con un estudio publicado por Vilnius University Hospital Santariskiu Klinikos, revela que la piel comienza a envejecer a partir de los 25 años de edad. Es a partir de esta edad, que se debe utilizar tratamientos anti-arrugas. Aquí te decimos cómo rejuvenecer tu rostro rápidamente:



DESMAQUÍLLATE

Nunca te vayas a la cama sin lavar tu rostro y desmaquillarte; si las impuresas no se eliminan, además de beneficiar la aparición de arrugas, también facilita los brotes de acné.



BEBER AGUA

La hidratación es indispensable para el cuidado de la piel, esto ayuda a la oxigenación de los poros.

Se recomienda beber dos litros de agua natural diario

CREMA HIDRATANTE

Otra manera de hidratar la piel y mantenerla joven es mediante la crema hidratante. Debes aplicarla cada mañana después de lavar tu rostro y antes de ir a dormir.



FILTRO SOLAR

Este es uno de los factores más importantes. Según los expertos, debes aplicarte todos los días filtro solar de al menos 15 puntos de protección.

Una de las principales causas de las arrugas es el sol; los rayos UV provocan envejecimiento prematuro y a la larga, cáncer de piel.

Es muy importante que cuides tu piel, no solamente por las arrugas y apariencia, también por salud. Por eso te mostramos cómo rejuvenecer tu rostro rápidamente.