domingo, 4 de junio de 2017

Tratar la flacidez en una sesión - Hilos tensores espiculados COG multifilamento

Antiguamente la cirugía o lifting facial era una de las pocas opciones para mejorar la flacidez, hoy en día y a pasos agigantados aparecen técnicas que no requieren internación, sedación, recuperación, uso de quirófano y sus costos importantes.

Posterior a los hilos de polidioxanona normales o dentados, ingresa al mercado los hilos COG, con los cuales mediante una técnica mínimamente invasiva podemos levantar la flacidez facial y corporal.

El tratamiento es espectacular, y no es comparable a los antiguos hilos, en lo que era necesario crear una malla para producir un efecto tensor. Los hilos tensores COG multifilamento son de mayor grosor, sujetando el tejido flácido con mucho mayor efecto tensor, y un resultado mucho más duradero.

La tensión producida por los hilos espiculados es 4 veces mayor que la obtenida con los hilos tradicionales. Dependiendo de las zonas a tratar el personal médico capacitado evaluará tu caso en una primera consulta médica.

En función de tu edad y la fisionomía que tengas, los hilos se implantan con un tratamiento totalmente individualizado en tu dermis de la parte del cuerpo que se necesite.

Está técnica se puede complementar en algunos casos con un tratamiento de revitalización mediante plasma rico en plaquetas, megadosis de vitamina c, células madre o mesoterapia.

En primer lugar se hace un diseño del tratamiento que queremos realizar, dibujando en tu piel la dirección en la que colocaremos los hilos de tensado. Aplicándote anestesia local antes de iniciar la sesión. Se pueden poner en cualquier zona.

Se introducen con una cánula donde se aloja el hilo, retiramos la cánula sacándola por donde ha entrado, el hilo queda dentro anclándose a la piel y tiramos del extremo que queda fuera y elevamos la piel, corrigiendo la flacidez de manera instantánea.

Los efectos biológicos se pueden comenzar a apreciarse a partir del primer mes, se consolidan a los tres y duran hasta doce y dieciocho meses. Aunque los hilos insertados son reabsorbidos más o menos al cabo de 6 meses, sus efectos persisten, debido a que el hilo ha sido sustituido por nuevo colágeno que el organismo ha formado alrededor del hilo.

Puede repetirse cada año. Como muchos tratamientos, la duración siempre va a depender de factores diversos como la exposición al sol, dietas, tabaquismo, y sobre todo genética.

Es un tratamiento seguro, que muy raramente conlleva complicaciones únicamente pueden aparecer, de manera leve y temporal: hinchazón, tirantez, edema, enrojecimiento, leves pinchazos o algún hematoma, que desaparecen al poco tiempo. Además podrás incorporarte inmediatamente a tu actividad habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario