Belleza, Salud, Decoracion y Estetica

martes, 2 de abril de 2013

Sepa por qué le dicen al cusi el 'árbol de la vida'

Tiene un color transparente y su olor recuerda al coco, así describe Javier Coimbra, de la Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC), a un producto de la palmera de cusi (Attalea speciosa). Esta planta, llamada en Brasil por las propiedades que se le atribuyen como "el árbol de la vida", fue y es usada en Santa Cruz con fines estéticos en su versión tradicional. Sin embargo, actualmente existe entre sus derivados "el aceite virgen de cusi, el que contiene una significativa concentración de vitaminas A y B, además del ácido láurico", precisa el experto.

Desde la raíz. De acuerdo a Coimbra, su función está relacionada popularmente como un medio de tratamiento del cabello, para evitar las canas y la caída del cabello. "En Brasil se llama babassú, y es de amplia utilización en la industria de cosméticos, donde se usa indistintamente este aceite o el de coco en los productos", indica el profesional.

Menciona también que este aceite tiene un uso comestible; sin embargo, no es muy comercializado por su alto precio. "Mientras que un litro de aceite normal de comer se encuentra desde 12 bolivianos, el de cusi, por lo menos, puede costar desde 25 hasta 60 bolivianos", precisa. Además, enfatiza que este producto como tal "es el indicado para la elaboración de margarina".

Sin embargo, "combatir las principales agresiones que sufre el cabello, como el cloro, el polvo, el viento y la mala alimentación, es su principal función". Ayuda a la lubricación, que a su vez restituye el cabello, que lo hace dócil y maleable. "Este es un tratamiento que nutre desde la raíz", dice el experto.

Un aceite aromático. Coimbra explica que en el sistema que se usaba antes la obtención del aceite implicaba el recalentamiento del mismo y describe que el primer paso era tostar las semillas, molerlas y luego ponerlas a hervir, sacando el aceite que flota. Este proceso desnaturaliza el aceite, volviéndolo oscuro y con olor. "Este olor es lo que provoca que mucha gente no lo use", indica. Ante ello, en Palmarito de la Frontera, Concepción, un grupo de mujeres elabora el mismo aceite, pero aromático. "El proceso consiste en el prensado de las semillas en frío, obteniéndose el aceite virgen, que es de color muy claro y transparente, y que conserva todas sus propiedades", señala.

Ricos en grasa saturada. Según el informe del proyecto regional de Conservación y Desarrollo Forestal de la Ecorregión del Bosque Seco Chiquitano (Bolivia y Paraguay), el aceite de cusi tiene un gran porcentaje (43,5%) de ácido láurico, que contribuye al total de ácidos grasos saturados (81, 2%), y cuenta con una menor cantidad de ácido graso monoinsaturado (11,4%).

Beneficios

>> Caída del cabello. Con la aplicación del cusi se evita la caída del cabello. En su versión virgen, el cusi no oscurece el cabello, sino que mantiene el color natural.

>> Enemigo de las canas. Retrasa la aparición de canas.

>> Para la fiebre. En el uso tradicional, se unta a los niños con el líquido para contrarrestar los efectos de la fiebre.

>> La piel. Mejora la función como barrera de la piel y de la microcirculación, frena el envejecimiento cutáneo, es antiinflamatorio y protege de la acción de los rayos UV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada