Belleza, Salud, Decoracion y Estetica

lunes, 21 de febrero de 2011

Los lunares de la piel son tan sexys como fatales

Se ven sexys, al menos en ciertas partes del cuerpo. Cómo olvidar el puntito marrón que hacía suspirar a los seguidores de Marilyn Monroe, ubicado estratégica y sugestivamente entre la mejilla izquierda y la boca. La mala noticia es que no todos los lunares -o nevos como se los llama en medicina-, tienen ese efecto seductor, más bien algunos pueden poner el riesgo la salud y la vida.

CINCO TIPS PARA SOSPECHAR. Un nevo sospechoso es el que presenta cambios de acuerdo al parámetro clínico ABCDE (Asimetría, Bordes irregulares, Coloración heterogénea, Diámetro mayor a 6 mm y Elevación de parte de su superficie). Si un lunar presentara aunque sea una sola de estas características, debe entrar en observación y la dermatóloga Sonia Sempértegui aconseja hacer una biopsia para indagar si hay o no células malignas en él, que pueden desencadenar en un cáncer, sobre todo si existen antecedentes familiares.
Los lunares de las plantas de los pies, las palmas de las manos o la cabeza sí o sí deben ser eliminados. ''Siempre se indica la extirpación porque son zonas corporales propensas al traumatismo, por ejemplo en el caso de los pies, que a diario sostienen todo el peso del cuerpo'', sugiere Sempértegui.

EXTIRPAR. Existen varias formas de extirpar un nevo. Una de ellas es el shaving o afeitado, que se indica para los lunares superficiales o sin color (acrómicos), no deja cicatriz. Otra manera es la escisión o corte como ojal, en la que se hace una microcirugía para retirar íntegramente el nevo de mayor profundidad o compuesto, generalmente requiere una sutura de uno o dos puntos. También se puede recurrir al láser, o al electrocauterio o electrocirugía; es decir, quemando el nevo con un electrobisturí, sobre todo en el caso de los lunares rojos, que en algunas circunstancias pueden ser indicio de problemas hepáticos. Otra modalidad es la crioterapia, en la cual se queman los lunares con el frío, a una temperatura de menos 290 grados centígrados (-290). Una forma sencilla es el corte del nevo con una tijera especial, indicada para extirpar los de superficie elevada. Por último, está la cirugía mayor para nevos gigantes, como los que alcanzan el tamaño de la palma de la mano.

¿y si no es cáncer? Cuando un lunar sufre cambios sin tener una explicación en las células malignas, posiblemente esas modificaciones se deban a algunos traumatismos generados por rascarse, frotarse o estar ubicado en un lugar de roce constante, pero aunque no fuera cáncer, según la doctora Sempértegui ''la indicación médica aconseja extirparlo porque ese trauma reincidente sobre el lunar eleva las probabilidades de que luego pueda convertirse en cáncer''.

LOS LUNARES UBICADOS EN LAS PALMAS DE LAS MANOS,
Las plantas de los pies o el cuero cabelludo son de alto riesgo.

LA EXTIRPACIÓN DE UN LUNAR TIENE UN COSTO QUE OSCILA
entre los 20 y 30 dólares. La biopsia puede llegar a 300 bolivianos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada